domingo, 11 de diciembre de 2016

Abadía de Lorsch

En el estado de Hesse, Alemania, fue uno de los más famosos monasterios del  imperio Carolingio. En la actualidad se encuentra en ruinas, sus restos se hallan entre los edificios prerománicos más importantes de Alemania.  En 766 Crodegango renunció al cargo de abad por sus importantes deberes como arzobispo de Metz y envió a Lorsch a su hermano Gundeland como su sucesor junto con catorce monjes benedictinos. 

Para hacer la abadía popular como santuario y lugar de peregrinaje. 
Durante las guerras de Luis XIV de Francia entre 1679 y 1697  una parte quedó intacta, sirvió como almacén de tabaco en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial

No hay comentarios:

Publicar un comentario